hard-vs-soft-luggage-the-luggage-professionals-sydney-melbourne

Maletas Blandas o Rígidas, ¿Cuál te conviene más?

Quizás estás pensando en comprarte una maleta y enseguida te vienen a la mente algunas preguntas: ¿Cuáles son mejores, las maletas blandas o las rígidas? ¿Cuál es la más adecuada para mi viaje?

Lo cierto es que no hay una única respuesta y dependerá de un montón de factores: del tipo de viaje que vayas a realizar, si vas en avión, en tren o en coche cuánto va a durar el viaje, cuántas cosas quieres llevarte, qué restricciones te pone la aerolínea…

No obstante, vamos a indicarte algunos puntos que debes tener en cuenta a la hora de comprar una maleta blanda o rígida.

Las Maletas Blandas ¿Qué ventajas tienen?

La principal ventaja de las maletas blandas es su gran flexibilidad. Puedes introducir más ropa, souvenirs, materiales y objetos en su interior gracias a que sus medidas no son fijas, con lo que te ofrecen muchas posibilidades. Por otro lado, no tienen un peso demasiado considerable, por lo que en tu aerolínea te ponen restricciones en cuanto al peso final de la maleta, tendrás la oportunidad de guardar más cosas en ella.

El mayor problema con el que te puedes encontrar con las maletas blandas es el riesgo de que se rasguen o se rompan. Si compramos maletas de buena calidad, esto no tiene por qué pasar. No obstante, siempre será más fácil que este tipo de modelos se rompa durante el traslado de equipaje.

Lo ideal para su mejor conservación es utilizar estas maletas para viajes cortos en avión, o bien para viajes en coche o tren. No obstante, si necesitas que guardar muchas cosas, también puedes optar por maletas blandas, ya que pesan menos y te darán más flexibilidad.

Las Maletas Rígidas: ¿Cuándo conviene utilizarlas?

Las maletas rígidas son las mejores para cuando vas a hacer un trayecto en avión. Destacan por su resistencia, alta calidad y en ocasiones pueden incluir tecnología que haga más fácil su manejo y movimiento, cerraduras con combinación de seguridad, etc.

Te permitirán proteger mejor todo lo que guardas en su interior y mantener a salvo tus pertenencias de posibles golpes o roturas que se produzcan durante el traslado de los equipajes.

Una ventaja que también implican las maletas rígidas es que son impermeables. A diferencia de muchos modelos de maletas blandas, no se estropearán tan fácilmente si viajas a un sitio donde llueva o nieve con frecuencia o de forma torrencial. Podrás tener una maleta elegante y con estilo, que se conservará en las mejores condiciones.

El principal inconveniente de las maletas rígidas puede encontrarse en que tienen por lo general un peso mayor y, por otro lado, no permiten ampliar el espacio tan fácilmente como los modelos de maletas blandas.

No obstante, también es verdad que podrás encontrar en el mercado maletas rígidas fabricadas con materiales especiales como Curv de Samsonite, como por ejemplo la maletas Samsonite Cosmolite. Las maletas rígidas en ABS o Policarbonato son en general más ligeras que las de Polipropileno, aunque el peso final dependerá también del tamaño de la maleta.

En Outletmaletas vas a encontrar una amplia selección tanto de maletas rígidas como de maletas blandas de gran calidad, resistencia y diferentes tamaños. Te invitamos a conocer sus características o a trasladarnos cualquier pregunta que te pueda surgir.

13739589_309595159379394_1640397201_n

Hola a todos! Empieza una nueva semana y queremos presentaros una de nuestras novedades disponibles en Outletmaletas. Se trata de las mochilas CabinZero. Son súper prácticas y modernas, las podréis utilizar en vuestro día a día así como llevarlas de #maletadeviaje, ya que sus medidas son aptas para Ryanair por sus medidas de cabina. Podéis descubrir los modelos y colores que tenemos disponibles en nuestra página web Outletmaletas.com

¡¡Feliz Lunes!!

hacer-maletas1

¿Cómo preparar una maleta para un fin de semana?

Si quieres irte de fin de semana, es probable que en algún momento te surjan algunas dudas. ¿Me llevo esto, o no me lo llevo? ¿Cuánta ropa me va a hacer falta? ¿Qué me compro allí, y qué debería incluir en la maleta? Hacer una maleta para poco tiempo puede a veces ser más difícil incluso que para una con la que vamos a hacer un largo viaje.

En este post queremos darte algunos consejos para que puedas preparar una maleta para el fin de semana y luego no sientas que te faltan la mitad de las cosas.

  1. Incluye sólo lo imprescindible

Al ser una maleta para un viaje de poco tiempo, lo mejor es que optemos por lo más funcional. No tienes por qué cargar con una maleta muy pesada: unas mudas de ropa para cada día y el material de higiene necesario.

Eso implica escoger una maleta pequeña o de cabina con ruedas, ya que son más manejables y disponen del espacio básico para guardar lo necesario. En nuestra sección de maletas de cabina encontrarás maletas ideales para un fin de semana.

  1. Consigue lo que te falte en el punto de destino

Es probable que muchas de las cosas que necesites no te hagan falta llevarlas. Puedes comprarlas en el punto de destino, o incluso en el aeropuerto (desodorantes, colonias…). O incluso es posible que ya estén allí. Si vas a un buen hotel, sin duda encontrarás toallas y jabón, con lo que no hará falta que los traigas de casa.

Ten en cuenta, además, que si viajas con equipaje de mano, las aerolíneas te van a poner restricciones a la hora de llevar líquidos. Por ejemplo, en Ryanair sólo puedes llevar líquidos en envases de hasta 100 ml y deben transportarse en bolsas transparentes. Te ahorrarás mucho tiempo si decides comprarlos en el destino.

  1. Ten en cuenta la temperatura y el tipo de ropa

Según el lugar al que te vayas a dirigir, deberás tener en cuenta el tipo de ropa que has de llevar, ya sea más ligera o rugosa, si has de incluir o no paraguas, etc. Muchas veces el miedo a lo que pueda pasar hace que nos llevemos más prendas de lo necesario. No obstante, podemos incluir alguna chaqueta o alguna prenda “comodín”, como un jersey rugoso o una camiseta de tirantes, en caso de que hiciera más frío o más calor del previsto.

  1. Evita zapatos, complementos y objetos pesados

En un viaje para tan sólo un fin de semana, debemos evitar todo lo que pueda encarecer el peso de nuestra maleta.

No necesitamos llevar varios pares de zapatos (bastará con los que llevemos puestos), podemos prescindir de complementos que no sean estrictamente necesarios y, en definitiva, cualquier objeto que ocupe un espacio extra que nos obligue a llevar una maleta más grande.

  1. No dobles la ropa, enróllala

Más allá de llevar sólo la ropa que realmente nos vamos a poner durante esos dos días, es importante la forma en la que la colocarás en la maleta.

Si llevamos una chaqueta o una camisa, es probable que si la doblamos, acabe arrugada cuando nos la queramos poner. El truco para evitar que se arruguen es enrollarlas. Coloca primero camisetas, camisas y ropa interior; y en la parte superior de la maleta, faldas y pantalones.

Esperamos que estos consejos te ayuden a preparar tu maleta de fin de semana. ¡Te deseamos que tengas un buen viaje!