¿Cómo preparar una maleta para un fin de semana?

hacer-maletas1

¿Cómo preparar una maleta para un fin de semana?

Si quieres irte de fin de semana, es probable que en algún momento te surjan algunas dudas. ¿Me llevo esto, o no me lo llevo? ¿Cuánta ropa me va a hacer falta? ¿Qué me compro allí, y qué debería incluir en la maleta? Hacer una maleta para poco tiempo puede a veces ser más difícil incluso que para una con la que vamos a hacer un largo viaje.

En este post queremos darte algunos consejos para que puedas preparar una maleta para el fin de semana y luego no sientas que te faltan la mitad de las cosas.

  1. Incluye sólo lo imprescindible

Al ser una maleta para un viaje de poco tiempo, lo mejor es que optemos por lo más funcional. No tienes por qué cargar con una maleta muy pesada: unas mudas de ropa para cada día y el material de higiene necesario.

Eso implica escoger una maleta pequeña o de cabina con ruedas, ya que son más manejables y disponen del espacio básico para guardar lo necesario. En nuestra sección de maletas de cabina encontrarás maletas ideales para un fin de semana.

  1. Consigue lo que te falte en el punto de destino

Es probable que muchas de las cosas que necesites no te hagan falta llevarlas. Puedes comprarlas en el punto de destino, o incluso en el aeropuerto (desodorantes, colonias…). O incluso es posible que ya estén allí. Si vas a un buen hotel, sin duda encontrarás toallas y jabón, con lo que no hará falta que los traigas de casa.

Ten en cuenta, además, que si viajas con equipaje de mano, las aerolíneas te van a poner restricciones a la hora de llevar líquidos. Por ejemplo, en Ryanair sólo puedes llevar líquidos en envases de hasta 100 ml y deben transportarse en bolsas transparentes. Te ahorrarás mucho tiempo si decides comprarlos en el destino.

  1. Ten en cuenta la temperatura y el tipo de ropa

Según el lugar al que te vayas a dirigir, deberás tener en cuenta el tipo de ropa que has de llevar, ya sea más ligera o rugosa, si has de incluir o no paraguas, etc. Muchas veces el miedo a lo que pueda pasar hace que nos llevemos más prendas de lo necesario. No obstante, podemos incluir alguna chaqueta o alguna prenda “comodín”, como un jersey rugoso o una camiseta de tirantes, en caso de que hiciera más frío o más calor del previsto.

  1. Evita zapatos, complementos y objetos pesados

En un viaje para tan sólo un fin de semana, debemos evitar todo lo que pueda encarecer el peso de nuestra maleta.

No necesitamos llevar varios pares de zapatos (bastará con los que llevemos puestos), podemos prescindir de complementos que no sean estrictamente necesarios y, en definitiva, cualquier objeto que ocupe un espacio extra que nos obligue a llevar una maleta más grande.

  1. No dobles la ropa, enróllala

Más allá de llevar sólo la ropa que realmente nos vamos a poner durante esos dos días, es importante la forma en la que la colocarás en la maleta.

Si llevamos una chaqueta o una camisa, es probable que si la doblamos, acabe arrugada cuando nos la queramos poner. El truco para evitar que se arruguen es enrollarlas. Coloca primero camisetas, camisas y ropa interior; y en la parte superior de la maleta, faldas y pantalones.

Esperamos que estos consejos te ayuden a preparar tu maleta de fin de semana. ¡Te deseamos que tengas un buen viaje!