5 razones para comprar una maleta nueva

comprar maleta nueva

Quizás te preguntas si deberías comprarte o no una maleta nueva. Y de decidir que te la vas a comprar, cómo debería ser esta maleta y qué características tendría. Muchas veces acabamos tomando esta decisión de forma precipitada, por ejemplo cuando nos tenemos que ir pronto de viaje, pero siempre es bueno tomarse el tiempo suficiente para pensar qué queremos.

En este post te daremos algunas razones por las que sería una buena idea que inviertas en una nueva maleta, más segura, más resistente, más grande o más adecuada a lo que realmente necesitas.

1. Está claramente estropeada y necesitas una maleta nueva

El primer motivo por el que deberías comprar sí o sí una nueva maleta es cuando ésta no cumple su función. Si hay rajas, o el sistema de seguridad no funciona, o las ruedas están estropeadas, o por la razón que sea, la maleta ya no está en condiciones de utilizarse, seguir usando esa maleta es un peligro para tu seguridad.

No hay mucho que explicar sobre el tema, pero cualquier cosa que metieras en una maleta estropeada corre el riesgo de ser robada o quedar estropeada.

2. Necesitas equipaje extra

Si tu maleta es insuficiente para trasladar las cosas que vas a necesitar, entonces necesitas otra maleta. Ésta no tiene por qué ser igual que la otra, puede ser un equipaje de cabina en el que puedas introducir algunos objetos o prendas de primera necesidad.

Descubre nuestras maletas de cabina si estás buscando equipaje extra.

3. Quieres un diseño más acorde contigo

Te has cansado de utilizar maletas con un diseño soso y aburrido. Esas maletas que a veces son tan comunes y estándar que a veces se pueden confundir en la recogida de equipajes del aeropuerto.

Comprar una maleta con un diseño original, diferente y atractivo te ayudará no sólo a identificarla mejor, sino a viajar más cómodo y a gusto contigo mismo.

4. No te gusta el material con el que está hecha la maleta

Quizás el motivo por el que te quieres comprar otra maleta sea el material de la que tienes. Utilizas una maleta blanda, y te gustaría tener una maleta rígida o dura, que fuera más resistente. O puede que tengas un equipaje fabricado en un material que no te gusta: tal vez estás usando una maleta de poliéster, que aunque son flexibles y ligeras, no son tan seguras como las de polipropileno o ABS.

5. Necesitas una maleta de mayor tamaño

Éste puede ser otro de los motivos por los que deberías comprarte una nueva maleta. Si vas a hacer un viaje largo, o te vas a mudar a vivir a otra ciudad, es muy probable que necesites llevar gran cantidad de ropa y objetos personales.

Nunca hay que forzar los tamaños máximos de las maletas para que quepa todo lo que deseamos. Pueden estropearse o romperse por ir demasiado llenas (y también los objetos que estemos introduciendo a presión).

¿Y tú, estás pensando en comprarte una maleta nueva? ¿Qué tipo de maleta estás buscando?