Tipos de maletas según el material: ¿cuál te conviene más?

tipos de materiales maletas

En otras ocasiones hemos hablado de las maletas rígidas o blandas, así como de otros aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de comprar una maleta. Esta vez queremos hablar de los tipos de materiales de los que pueden estar hechas las maletas de viaje.

De hecho, éste es uno de los puntos que vais a encontrar en las fichas de producto de las maletas que encontraréis en Outletmaletas.com. Si quieres tener claro cuáles son los materiales de más calidad y que más beneficios te ofrecen, sigue leyendo.

Tipos de materiales en las maletas de viaje

Uno de los factores que influye en la rigidez, calidad y durabilidad de una maleta de viaje es sin duda el material del que están fabricadas. Comprar una maleta con un material más consistente nos permitirá disfrutar de una mayor seguridad y durabilidad.

Veamos los tipos de materiales de los que pueden estar hechas.

ABS

El ABS es un tipo de plástico de una gran resistencia al impacto y la abrasión. Son maletas muy rígidas y su principal ventaja es que es muy ligero, a pesar de que es un material duro, que no se ralla fácilmente.

La maleta Gabol Line Turquesa, de 55 centímetros de alto y sistema trolley, está fabricada en ABS y y te ofrece todas las ventajas de una maleta rígida.

Polipropileno

Las maletas de polipropileno son algo más pesadas que las maletas ABS. Es un material muy utilizado en la fabricación de maletas. Es además muy duro y resistente tanto a los golpes, como a las rayaduras y la abrasión, pero tiene el defecto de que tiene un peso algo más elevado que el ABS.

Esta maleta American Tourister Vivotec de color azul navy está, por ejemplo, fabricada en polipropileno. Es una pieza grande, con una capacidad de 90 litros y un peso de 4,10 kilos. Es ideal para los viajes más largos.

Policarbonato

El policarbonato es más flexibles aún que las maletas ABS, aunque es un material más caro. Suele utilizarse en maletas de alta gama. Es muy flexible y resistente a la abrasión y las altas temperaturas. Sin duda el material más recomendable, aunque hay que tener en cuenta también el precio.

Por ejemplo, una gran maleta de este material (aunque también lleva aluminio) es la Delsey Vavin Securite Plateada, de 77 centímetros de alto, capacidad para 114 litros y un peso total de 4,8 kilos.

Poliéster

Las maletas de poliéster tienen la ventaja de que son muy flexibles. Es un material ligero y resiste bien las altas temperaturas y la humedad. Es el que suele utilizarse sobre todo en las maletas blandas, de las que ya te hablamos en alguna ocasión y tienen un precio muy económico. La principal desventaja es que su resistencia a los golpes es menor que en una maleta rígida.

Un ejemplo de maleta poliéster de buena calidad es la Samsonite Spinner gris, de tamaño mediano y cuatro ruedas, gran ligereza y resistencia.

Nylon

Se utilizan sobre todo en bolsas de viaje y bolsas de deporte y de deporte. Encontrarás productos fabricados en nylon en nuestra sección de mochilas. Son muy resistentes y de fabricación artificial, pero naturalmente nos van a ofrecer una menor resistencia a los golpes y movimientos.

Si estás buscando maletas de un material en concreto, te invitamos a que te pongas en contacto con nosotros a través de info(arroba)outletmaletas(punto)com