¿Cómo marcar tu maleta para identificarla fácilmente?

identificar mi maleta

A menudo te puede haber pasado que estás en la cinta de recogida de equipajes y sientes que tu maleta no sale. Tienes el corazón en un puño porque te da miedo que la hayan extraviado. Pero a veces te puede pasar inadvertida simplemente porque no la reconoces. O porque hay varias maletas iguales y no sabes realmente cuál es, o si te has equivocado de cinta transportadora.

No hablemos ya de cuando viajas en autobús y el conductor mete todas las maletas en el maletero. Ahí hay un riesgo tremendo y una gran facilidad para equivocarse cuando tienes una maleta demasiado común.

¿Cómo identificar entonces tu maleta de viaje para no perderla? ¿Cómo puedes personalizarla para que puedas reconocerla fácilmente en cualquier parte? Vamos a darte algunos consejos.

Consejos para identificar tu maleta de forma sencilla

Para reconocer fácilmente tu maleta, es importante tener en cuenta consejos como los siguientes:

1. Elige una maleta con colores llamativos

Hay colores de maletas que son muy vistosos de por sí: amarillas, rojas, rosas… Si tienes problemas para reconocerla, escoge una maleta con el color más llamativo que encuentres. Te resultará fácil saber cuál es en medio de una montaña de maletas, ya que la mayoría de la gente suele comprar maletas de colores menos vistosos.

2. Personaliza tu maleta

Que compres una maleta de un color no necesariamente significa que no puedas añadirle nada para reconocerla. Pegatinas, calcomanías, stickers, cintas… cualquier cosa que te sirva para saber exactamente cuál es y puedas reconocerla al instante.

El único problema aquí lo tendrás con las maletas blandas o fabricadas con textiles. Resulta más fácil que se despeguen las pegatinas en esta superficie. En este sentido, hay otras tácticas para reconocerla, como colocarle una cinta o un llavero.

3. Ponle una etiqueta

Para evitar que te pierdan la maleta, algunas personas colocan una etiqueta con sus datos para que puedan localizarle y devolvérsela. Es una buena estrategia cuando uno está de viaje y pierde la maleta en el aeropuerto.

Sin embargo, también hay gente a la que no le gusta mucho eso de poner sus datos personales en un sitio visible de la maleta. En todo caso, podemos colocar un nombre y número de teléfono que utilicemos, ya que es lo más básico para que puedan localizarnos y enviárnoslas.

4. Identifica el envoltorio

Muchas personas también suelen guardar su maleta en un envoltorio de plástico para protegerla de las manchas y rozaduras. En tal caso, lo ideal es que coloquemos una etiqueta identificativa en dicho envoltorio, ya que también es normal que al estar en una bolsa de plástico nos pueda costar un poco más reconocerla.

5. Viaja con el mismo estilo de maleta

Para quien tiene varias maletas en casa, puede ser más fácil no reconocerlas cuando viaja. Sabes de qué color es, pero no sabes distinguirla de otra con igual tamaño y color con un estilo parecido. O estás pensando en esa maleta que tienes en casa, cuando en realidad la que te has llevado es de otro color y otro diseño.

Si no quieres confundirte fácilmente, lo mejor es ser fiel a tu propio estilo. Puedes comprar por ejemplo un conjunto de maletas, todas del mismo estilo, color y marca, para que te resulte más fácil saber cuáles son, además de que te resultará más económico que comprar maletas individuales por separado.