Consejos para viajar ligero de equipaje

cómo viajar ligero de equipaje

¿Cómo viajar ligero de equipaje? ¿Hay alguna forma de que no nos cobren exceso de equipaje? Desde Outletmaletas.com nos gustaría daros algunos consejos para que podáis viajar sin problemas desde el aeropuerto. Y no sólo eso, sino que también luego a la hora de moveros por el destino turístico al que vayáis, os resulte todo mucho más fácil.

Todos sabemos lo problemático que puede ser viajar con maletas, especialmente si no tienes un medio de transporte privado para llegar a tu hotel y te toca ir en metro o en autobús. O también que luego, cuando llegáis a vuestro alojamiento, resulta que la habitación es algo pequeña y llevas tanto equipaje que luego resulta difícil moverse por la habitación :)

Si te ha pasado alguna de estas cosas, entonces echa un vistazo a estos consejos para viajar ligero de equipaje.

Consejos para viajar ligero de equipaje

Normalmente, el exceso de equipaje es un problema relacionado con nuestra mentalidad al viajar y la falta de previsión. Por tanto, debemos escoger el tipo de maleta de viaje adecuado y mantenernos fiel a ese esquema para que el equipaje no se nos vaya de las manos.

1. ¿Mochila o maleta? Este es el primer punto que debes tener en cuenta. La maleta puede ser más cómoda de llevar para tu espalda, pero si lo que quieres es libertad de movimientos; con la mochila te va a resultar más cómodo. Piensa además que el tipo de “viaje mochilero” suele ser una ruta donde tomarás aviones, trenes y otros medios de transporte, con lo que llevar maleta no será nada fácil.

2. Elige el tamaño de maleta adecuado. En nuestra tienda online podrás encontrar maletas de viaje pequeñas, medianas y grandes, pero fíjate también en los tamaños exactos. Normalmente, el tamaño de la maleta depende del tipo de viaje que vayas a hacer: una maleta de cabina no te da para más de un fin de semana, o 3-4 días como mucho; una maleta mediana o grande te puede servir para viajes de 10-15 días y por supuesto grandes viajes.

3. Elige bien qué te llevas y qué no. Escoge bien lo que te vas a llevar; no necesitas llevarte toda tu ropa si es un viaje largo, ni tampoco todos tus zapatos. Evita también el exceso de souvenirs, busca lo pequeño en vez de lo grande, o ya sabes qué puede pasar. Ten en cuenta también que en muchos sitios podrás lavar la ropa en la lavandería, o incluso tú mismo en el lavabo de tu hotel si vas en plan mochilero.

4. Empaqueta tus cosas correctamente. Y por último, aunque esto no tiene que ver tanto con el peso, sí con la sensación que tengas de orden al desempaquetar. Y también con la correcta distribución del peso, especialmente en las maletas blandas. Procura doblar bien la ropa, lo que te ayudará también a aprovechar mejor el espacio.